E-mail Imprimir


Trastornos del comportamiento observados en la epilepsia

No hay un patrón común para llamarlo 'comportamiento típico de la epilepsia'. El desarrollo del comportamiento de ese crio pasa por factores como la experiencia de la enfermedad, la impresión de no ser 'como los otros', las restricciones impuestas , la falta de integración, el rechazo hacia la propia enfermedad simulando crisis para llamar la atención. Todo esto influye en el comportamiento de ese chaval y es importante entre todos poder poner fín a esto, porque un crio de corta edad es poco consciente del problema que aparece después y cuanto mayor es ese chico, más difícil poder cambiar esos factores.


¿Influye la epilepsia en el comportamiento? La epilepsia, como todas las enfermedades crónicas, influye siempre de alguna manera en la vida diaria del epiléptico, ya que exige al paciente una serie de normas como la toma diaria de medicación, la renuncia o restricción de ciertas actividades; pero, todas ellas pueden matizarse sin que lleguen a provocar una definitiva influencia en su calidad de vida, en especial si se consiguen superar los aspectos míticos y de estigma social que suelen acompañarle. Un crio en edad infantil es poco consciente de la epilesia ( tan solo sabe que necesita una medicación y de hecho no es raro encontrar a adolescentes que carecen de información sobre su propia enfermedad). Pero SI es consciente de cuando recibe un trato 'distinto'; si la sobreprotección familiar no le aporta beneficio alguno.
De todas las epilepsias, hay algunas que cursan con cierto retraso (éste no será igual en todas, dependerá de muchos factores), necesitan educación especial, pero en general, no es necesario asociar el retraso mental a la epilepsia o el creerle incapaz de estudiar. Es sabido que hay factores ( epilepsias refractarias, efectos de los fármacos, etc.,) que influyen en el rendimiento escolar. Pero cabe preguntarse, el porqué del bajo rendimiento en pacientes que están controlados (sin crisis) y con un coeficiente intelectual (CI) normal. Hay estudios que demuestran que los niños epilépticos presentan más problemas para la atención sostenida.

¿Un niño puede causar o simular una crisis? Es una cuestión muy compleja e intervienen diversos factores, por ejemplo, las siguientes: En algunos casos, los pacientes experiementan placer cuando tienen crisis, y los hay que se las pueden autoinducir. Pero es algo poco frecuente, suele darse en casos de niños con ciertos retrasos.
   - Están las pseudocrisis, son crisis de origen psicógeno y no por una causa orgánica, las manifestaciones clínicas son parecidas a las de epilepsia, pero no son crisis epilépticas. Generalmente los niños no suelen tener ese tipo de crisis.
- Fingir una crisis para evitar una situación difícil. O para reclamar atención. Aquí se estaría entrando en un 'juego' que no conlleva nada bueno. Generalmente los pacientes no saben cómo son las crisis, tan sólo lo que les cuentan los amigos, familiares, y lo cierto es que es tan impresionante ver una convulsión, que resulta casi cómico intentar simular una. En las crisis tónico-clónicas es habitual morderse los laterales de la lengua o el interior de las mejillas. Cuando un crio se entera de esto, no es raro que se muerda la punta de la lengua ( y no los laterales como es más habitual) para simular ha tenido una crisis.

¿ Qué hacer cuando un niño finge las crisis? Si se confirma que son crisis simuldas, es necesario intentar hablar y apoyar a ese chaval. Aceptar la enfermedad a veces no es tarea fácil. En ocasiones hay un trato distinto en el entorno familiar, se le prohiben actividades algunas con fundamento y otras sin sentido y esto en determinadas edades no es fácil de asumir. Ese niño puede verse inferior y por eso busca una actitud notoria, reclamando atención. Por eso, más que recriminarle su actitud, es importante hacerle comprender, que no conlleva nada bueno el hacerlo. Ofrecerle apoyo, que sepa que puede hablar e intentar que no se sienta inferior por tener la enfermedad. Por eso también es importante tratarle como a uno más en clase, para no verse 'distinto'.

¿Cuáles son los problemas frecuentes por un niño con epilepsia? La importancia de los problemas citados a continuación dependen de la edad y el desarrollo de el niño y la severidad de la enfermedad:
- El miedo de sufrir una crisis delante de los amigos.
- El posible rechazo por parte de los amigos.
- Restricciones (profesionales, sociales y deportivos).
- Integración psicosocial obstaculizada por prejuicios o temores de los demás.
- Baja autoestima.
- La sobreprotección, que conlleva inseguridad.
- La incertidumbre sobre el futuro.
Todos estos factores si no se tratan ni se intentan evitar o solucionar, pueden ser más perjudiciales que en sí mismo la propia enfermedad.
You are here: Inicio