Historia del Electroencefalograma
Hay que remontarse Luigi Galvani (1737-1798) para encontrar el origen del EEG. A mediados del siglo XVIII se habían comenzado a traducir al italiano varios libros sobre electricidad, los que habían atraído mucha atención del público y de los científicos y Galvani sería uno de ellos. Entre sus experimentos demostraba que aplicando una pequeña corriente eléctrica a la médula espinal de una rana muerta, se producían grandes contracciones musculares en los miembros de la misma. Estas descargas podían lograr que las patas (incluso separadas del cuerpo) saltaran igual que cuando el animal estaba vivo. El médico había descubierto este fenómeno mientras disecaba una pata de rana, su bisturí tocó accidentalmente un gancho de bronce del que colgaba la pata, produciéndose una pequeña descarga. Galvani llamaría a su descubrimiento "electricidad animal"

A través de numerosos y espectaculares experimentos -como electrocutar cadáveres humanos para hacerlos bailar la "danza de las convulsiones tónicas" Galvani demostró dos propiedades electricas de los músculos:
- Que la contracción muscular ocurre con la estimulación eléctrica.
- Que durante una contracción originada por un pinchazo se porducía una corriente eléctrica. Era de suponer, que el nervio que va al músculo y el cerebro que controla el nervio, tuvieran propiedades eléctricas semejantes.

Y llegaría a la conclusión de que la electricidad necesaria no provenía del exterior, sino que era generada en el interior del propio organismo vivo, que, una vez muerto, seguía conservando la capacidad de conducir el impulso y reaccionar a él consecuentemente.
Pensó correctamente que la electricidad biológica no era diferente de la producida por otros fenómenos naturales como el rayo o la fricción, y dedujo con acierto que el órgano encargado de generar la electricidad necesaria para hacer contraer la musculatura voluntaria era el cerebro y demostró asimismo que los "cables" o "conectores" que el cerebro utilizaba para canalizar la energía hasta el músculo eran los nervios. Con sus explicaciones, Galvani había desestimado las antiguas teorías de Descartes,  donde se afirmaba que los nervios eran tan solo caños que transportaban fluídos. La verdadera naturaleza del sistema nervioso como un dispositivo eléctrico enormemente eficiente había sido comprendida por fín. Durante mucho tiempo los estudios de Galvani fueron cuestionados por Volta -inventor de la pila-, partidario de Napoleon, recibiría los honores y uso su prestigio para negar la validez del trabajo de su compatriota. No fue hasta 200 años después de su muerte cuando la Universidad de Bolonia publicó el trabajo de Galvani.

Luigi Galvani
Electroencefalografía en los orígenes de epilepsia
Las grabaciones experimentales electroencefalográficas se realizaron en crisis inducidas en animales. Fueron registradas por primera vez por Kaufmann en 1912 en Russia. Se pudo comprobar las ondas anormales que se observan durante las convulsiones tónico-clónicas, los artefactos de movimiento, o los potenciales evocados. Al igual que sus predecesores, Kaufmann no tenía instalaciones para fotografiar a sus datos.
Ese mismo año, también en Rusia, se hicieron los primeros registros reales de EEG , publicados por Pravdich-Neminski. Dos años más tarde, Cybulski y Jelenska Macieszyna publicaron las primeras fotografías de paroxismos de la actividad anormal del EEG cortical durante las convulsiones.

La era moderna de la epilepsia podría fecharse en 1929, cuando Hans Berger ( 1873 - 1941) en en Jena, Alemania, publicó su primer registro de la actividad eléctrica cerebral. Berger consideraba la interacción dinámica, psicofísica entre la mente y el cerebro en términos de la termodinámica, e intentó medir la energía del cerebro y la electricidad que hay en la corteza cerebral. Esperando encontrar a una medida física de la "energía psíquica", el componente de la energía cerebral, que se transformó en emoción, sensación, sentimiento y pensamiento racional.
   
   
You are here: Historia de epilepsia Tratamientos y Estudios Historia del electroencefalograma