E-mail Imprimir PDF

Epilepsia Rolándica



Es la epilepsia focal más frecuente de la infancia. Pertenece a los síndromes epilépticos que ocurren sólo durante la infancia (entre los 3 y 12 años de edad) y se llaman “benignos”, porque desaparecen por sí solo, y en algunos casos ni siquiera requieren tratamiento farmacológico.

Las crisis habitualmente ocurren durante el sueño (aunque pueden ocurrir durante el día) y consisten en sensaciones como hormigueo o acorchamiento de un lado de la cara o la boca y la lengua, seguido de movimientos rítmicos (clonías) en un lado de la cara. Frecuentemente se observa un aumento de la salivación. Durante la crisis el niño no puede hablar bien, pero no suele perder el conocimiento. Algunas veces las crisis pueden repetirse varias veces durante horas o pueden evolucionar a una crisis generalizada tónico-clónica. Las crisis suelen desaparecer hacia la pubertad.

Los niños con epilepsia rolándica habitualmente tienen un desarrollo psicomotor normal, aunque en algunos casos pueden afectar al comportamiento o a la capacidad de atención, haciendo necesario un tratamiento de las anomalías epileptiformes, si éstas son muy frecuentes durante el sueño e interfieren con las funciones cognitivas del niño. Un 10-15% de los niños afectados han tenido anteriormente crisis febriles.

You are here: Tipos de epilepsia Epilepsia rolándica