E-mail Imprimir
Cirugia de la epilepsia

La cirugia de la epilepsia pretende mejorar la calidad de vida del paciente. Está indicada en pacientes que no responden bien a los fármacos y cuya calidad de vida se ve afectada por las crisis.  Un 80% de los enfermos con epilepsia se mantiene libre de crisis con los fármacos. El otro 20% restante padecen lo que se denomina epilepsia fármacorresistente y es en este porcentaje de pacientes donde la cirugia puede ser el tratamiento más eficaz.




La epilepsia farmacorresistente se refiere a  los pacientes con crisis activas, es decir, a pesar de tener una medicación y dosis correctas, continuan con crisis. Es en estos pacientes donde se estudia la posibilidad de usar la cirugia como tratamiento. La cirugía tiene por objeto eliminar las crisis o al menos disminuir la frecuencia de las mismas, lo suficiente para obtener cierto beneficio, mejorar la calidad de vida de los pacientes y permitir una mejor adaptación psicosocial y profesional.

Antes de operarse es necesario someterse a un amplio estudio. Es decir, no operan de primeras. Es necesario un estudio prequirúrgico y después comprobar que la cirugia  no conlleva riesgos importantes para el paciente - en tal caso no operan-.  Las pruebas a las que debe someterse el enfermo antes de operarse son muchas, aunque cada caso concreto precisa de un estudio diferente. Las más comunes son una resonancia de alta definición, el estudio vídeo-EEG y un estudio neuropsicológico específico. -Puedes leer más sobre las mismas clikando en la caja 'estudio prequirúrgico-.

Si bien es cierto que la neurocirugia impone mucho respeto, en ocasiones es necesario intentar 'no tener miedo' a la misma. Estar con crisis y altas dosis de fármacos y/ efectos secundarios tampoco es una situación agradable, y está demostrado que en determinados tipos de epilepsias, la cirugia es el mejor tratamiento.  Antes de operar, es necesario someterse a un amplio estudio para ver si ese paciente puede beneficiarse con la cirugia o no. Los resultados han de individualizarse para cada paciente, pero si la probabilidad de perder el habla, tocar zonas primarias importantes como el movimiento, etc. son muy grandes, evidentemente no se aconseja la cirugia. Además hoy día hay técnicas muy específicas que permiten detectar posibles secuelas antes de que estas ocurran. Puede decirse  que  'lo positivo' de la cirugia es que solo se propone cuando está todo a favor del paciente.

Por lo tanto, es necesario intentar ser positivo cuando se propone el estudio prequirúrgico para valorar la cirugia, pero tambien es necesario ser cauto ( porque en ocasiones no es posible operar), pasar mucho tiempo con el neurólogo, que explique porqué esta indicada la cirugia, posibles riesgos, probabilidad de quedar libre de crisis, etc. Pero es importante pensar que la cirugia es un tratamiento más y no el último recurso.


NO hay un tipo de cirugia, sino varios, y elegir el tipo dependerá de la epilepsia que tenga el paciente, edad, etc. En algunos casos donde la cirugia clásica ( resecciones, hemisferectomías) no esté indicado, hay otros recursos como el estimulador vagal y en la actualidad se está investigando la estimulación cerebral profunda.
En España hay tres unidades de neurocirugia infantil y bastantes Hospitales públicos donde se realiza la cirugia en adultos.


Hay información sobre el estudio prequirúrgico, los tipos de cirugia, asi como preguntas contestadas por médicos en relación con la cirugia y experiencias de pacientes.
Fecha de edicion 2008
Ultima actualizacion mayo 2012
 
You are here: Cirugia de la epilepsia